SERVICIOS DE INTERPRETACIÓN

INTERPRETACIÓN

agsdi-hands

DE ENLACE/BILATERAL

La interpretación de enlace o bilateral es un tipo de traducción oral entre dos partes en la que el intérprete trabaja en ambas direcciones (es decir, hacia las dos lenguas) facilitando así la comunicación entre los interlocutores. Las intervenciones suelen ser muy breves. Dicha técnica no precisa de un equipo técnico, por lo que puede llevarse a cabo prácticamente en cualquier entorno.

La interpretación bilateral es perfecta para negociaciones, reuniones comerciales, ferias de sector, presentación de productos, grupos de trabajo, visitas en empresas, etc.

h

CONSECUTIVA

En la interpretación consecutiva el intérprete toma notas con una técnica específica mientras el orador está hablando; luego, repite lo dicho en la lengua meta. El intérprete y el orador se alternan, idealmente cada cinco minutos. La desventaja es que se alargan los tiempos (casi del doble). La ventaja es que no se requiere de equipos técnicos, pero el intérprete sí necesita de un soporte físico en el que apoyarse para tomar notas (el intérprete suele quedarse cerca del orador).

La interpretación consecutiva es ideal para: entrevistas, presentaciones de libros, presentaciones de productos, etc.

SIMULTÁNEA

En la interpretación simultánea el intérprete traduce a la vez que el orador habla. El intérprete escucha la ponencia a través de cascos y traduce en tiempo real para el público que escucha. Se requiere cabinas insonorizadas y auriculares para el público. Hay casos en los que se puede utilizar el sistema bidule o infoport, un equipo portátil de interpretación que permite la interpretación simultánea, pero sin cabinas. Para interpretaciones que superan la hora, son necesarios dos intérpretes.

Ideal para visitas a centros de trabajo, fábricas, etc. La simultánea es la solución mejor para conferencias con ponentes que hablan un idioma diferente de la mayoría del público.

SUSURRADA

La interpretación susurrada, o chuchotage, es una traducción en tiempo real del discurso del orador. El intérprete traduce para un máximo de tres personas y es imprescindible que el intérprete se encuentre en condiciones de escuchar adecuadamente al ponente (con cascos o simplemente disponer de una ubicación con capacidades óptimas de acústica). El intérprete suele sentarse detrás o al lado de sus clientes y susurra, en voz muy baja, traduciendo a los clientes el discurso principal.

Para la susurrada no hace falta ningún equipo técnico y puede aplicarse en contextos de conferencias, si en todo el público hay, como mucho, tres personas que no entienden el idioma de la conferencia. Puede también alternarse a la consecutiva durante entrevistas.

Para más información y pedir un presupuesto

¿No has encontrado lo que necesitas?